Ben X

Ben es un chico diferente, esto le provoca problemas a la hora de relacionarse y de ir a la escuela, pues es considerado el raro de su clase y sufre constantes abusos por parte de otros estudiantes. Sin embargo, la inteligencia de Ben es superior a la del resto de sus compañeros. La escuela se convierte en un auténtico infierno del que se salva cuando llega a su casa, a la que él considera como su refugio. En su habitación y delante de su ordenador, Ben se convierte en amo y señor del juego online favorito de millones de adolescentes, “Archlord”, e intenta practicar para el verdadero mundo en el que vive.

Análisis Crítico

Ben X en un claro ejemplo de denuncia ante las situaciones diarias a las que deben enfrentarse muchos adolescentes con enfermedades mentales. Constantes abusos y discriminaciones, especialmente en el ambiente educativo. La escasa visibilidad y el bajo nivel de concienciación que hay en las aulas hacia las enfermedades mentales son reflejo fácil de un problema que despierta una gran preocupación en la actualidad; el llamado “bullying”.

Esta película, basada en hechos reales, consigue meternos en la mente de Ben, un joven con Síndrome de Asperger gracias a la mezcla de imágenes de ese mundo virtual con la realidad. Aunque Ben es capaz de discernir en qué realidad se encuentra, piensa en cómo afrontaría las situaciones en su mundo paralelo.

Ben es un adolescente retraído, tímido y presenta rasgos un tanto ausentes que le llevan a ser la burla de sus compañeros de clase. El videojuego es su recurso de huida a otra realidad donde él es el protagonista y es adorado por todos los jugadores.

Ben X es capaz de captar la esencia de estos problemas diarios de la vida Asperger y nos dota de una idea sobre cómo vive el mundo una mente Asperger; es un viaje que nos sumerge en la vida de un ser humano.

Esta crítica hacia la crueldad social nos hace pensar en cómo evitar tragedias como las podrían haber ocurrido en la vida de Ben. Es necesario dar luz a estos problemas, visibilizarlos.

La dura crítica y reivindicación de la concienciación toman sus riendas a modo de conclusión. Al final, cuando Ben finge su muerte, todo el colegio se suma en un profundo dolor.

Por una parte, los profesores, puesto que no hicieron nada para impedirlo. “Cosas que pasan. No deberían, pero pasan (…) ¿Y qué podemos hacer?” así se excusaba un profesor.

Por otra parte, los propios estudiantes, unos por invisibilizar el problema (aquellos que echaban la mirada atrás o se reían de las agresiones) y los propios atacantes, que sólo cuando conocieron la terrible noticia, se arrepintieron.

Como conclusión, terminaré con una frase de la película: “Su autismo es su problema, pero para él no es un problema. Son los demás. Ese es su problema; los demás”.

Anuncios

Un comentario en “Ben X”

  1. Me parece interesante. Propongo que se haga una ficha con crítica sobre las siguientes películas que tratan las enfermedades mentales:
    El lado bueno de las cosas, Una mente maravillosa, Rain man, Donnie Darko y Cake. Mandaré algún texto a Hugo o Marcos para que introduzcan la entrada y/o animo a quien quiera hacerlo.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

sensibilización en salud mental

A %d blogueros les gusta esto: