El Maquinista

El director Brad Anderson nos propone un film en el que nada es lo que parece, cada detalle es fundamental y en cada toma abundan los matices. El protagonista, Trevor Raznik -protagonizado por un excelente Christian Bale-, sufre de insomnio desde hace ya un año y en su trabajo (una siderúrgica) empiezan a preocuparse. No es hasta que conoce a un nuevo compañero cuando se produce el primer incidente. Mientras ayudaba junto a otros compañeros a arreglar una máquina, Trevor la enciende por error con la fatídica consecuencia de que uno de los trabajadores pierde un brazo. Tras ese momento, Trevor no ceja en su empeño en averiguar quién ese misterioso nuevo compañero y porqué le dijo momentos antes del accidente, lo que iba a suceder.

Análisis Crítico

Esta película es un referente en cuanto a la rigurosidad de la enfermedad mental en sí. Siempre hay casos en los que se plasma una idea en un film que luego es completamente distinta en la realidad, lo cual favorece la aparición de nuevos estigmas y la perpetuación de los ya existentes. Sin embargo, ‘El Maquinista’ no es el caso.

El caso del protagonista, Trevor Rasnik, es un claro ejemplo de un trastorno de esquizofrenia paranoide, en la que disocia la realidad y la transforma según su delirio. Esta alteración se caracteriza por un sesgo selectivo a la hora de escoger los estímulos relevantes del medio y su posterior procesamiento e interpretación. Es decir, cuando una persona sufre este tipo de alteración, de todos los posibles estímulos que captan nuestros órganos sensoriales (vista, oído, olfato…), sólo se interpretan aquellos que resultan relevantes para la historia delirante del sujeto, como por ejemplo, podemos ver al protagonista que siempre se fija en ese especie de “depósito de agua” de hormigón cuando pasa por la calle en la que está la comisaría de policía.

En segundo lugar, está la interpretación que se le da a este tipo de estímulos. Normalmente, cuando una persona que no sufre un trastorno paranoide percibe estímulos neutros que en principio no tienen ningún tipo de connotación, generan un juicio racional y ajustado a la realidad. Sin embargo, en un episodio de paranoia cualquier estímulo puede ser susceptible de interpretarse erróneamente en base a las ideas delirantes que en ese momento sufre el protagonista, tal y como podemos ver en la escena en la que se activa por error la máquina que estaba arreglando sin ayuda el protagonista. Otro ejemplo sería el momento en el que se da cuenta de que la cafetería del aeropuerto no es exactamente tal y como él había imaginado hasta entonces, pensando que todo el mundo estaba involucrado en esa “macabra broma” que Trevor creía que le estaban gastando.

Otro punto muy importante, el que más destaca en la película, es el hecho de que el protagonista disocia la realidad, empieza a tener alucinaciones y comienza a dudar de lo que es real de lo que no. Un ejemplo de ello es el encendedor del coche, el cual en una toma está orientado hacia la derecha y cuando Trevor vuelve a mirarlo, se da cuenta de que está el dibujo hacia arriba, aunque la prueba más clara es el reloj de la cafetería, y posteriormente el de la casa de la camarera, que siempre marca la 1:30 y los segundos oscilan arriba y abajo. Sin mencionar las disociaciones temporales, en las cuales por ejemplo ni recuerda haber colocado él mismo un post-it en la nevera con el juego del ahorcado.

Todo ello nos brinda una oportunidad para reflexionar acerca de la enfermedad mental. ¿Por qué surge? ¿Realmente es una estrategia de defensa para protegernos de nosotros mismos? Según la perspectiva de la película, todo parece indicar que así es. El sujeto empieza a sufrir de ansiedad y depresión tras haber atropellado a un niño y haberse dado a la fuga. Los remordimientos le atormentan, por lo que deja de comer, deja de dormir y a las pocas semanas se puede ver cómo sigue una progresiva pérdida de peso.

El origen de la enfermedad, según los expertos, todavía es un área en la que no existe demasiado consenso. Cierto es que existen variables genéticas y predisposiciones anatomico-cerebrales en las que sí que existe mayor probabilidad de que surja algún tipo de trastorno mental. Sin embargo, la mayoría de los autores concuerdan que es una infinidad de factores, ya pueden ser factores sociales, biológicos o conductuales, los que pueden influir a la hora de desarrollar una alteración cognitiva. Extrapolándolo al caso de Trevor Rasnik, lo que el director quiere que pensemos es que empezó a desarrollar una esquizofrenia paranoide debido a la falta de sueño, debida a su vez a los remordimientos, los que le empujaron a actuar de manera errática y poco a poco a aislarse de sus círculos sociales.

Esto también abre de nuevo el debate del porqué o la posible función que puede desempeñar este tipo de trastornos disociativos y paranoides. La idea más aceptada es que es un mecanismo de defensa por el que opta el cerebro para protegerse de recuerdos turbadores o un suceso muy traumático. Sin embargo, podemos ver en la película como el propio protagonista se deja “pistas” para ir avanzando progresivamente para descubrir la verdad de lo que pasó, como es el caso del post-it, del pescado congelado, el bol de la camarera, o el encendedor del coche que siempre que lo ve cree que está en una posición que en realidad no está. Es muy curioso que la matrícula del coche rojo que Trevor esté persiguiendo sea justo la contraria (743 CRN) a la que tiene él en su camioneta blanca (NRC 347).

En conclusión, podríamos decir que todos estos detalles con los que juega el director pretenden hacer al espectador mucho más partícipe y activo dentro de la película, involucrándole y animándole a buscar sus propias conclusiones. Pero, estos mismos detalles, visto desde otra perspectiva, podrían ser los recuerdos que el cerebro intenta sacar a la superficie, de una manera mucho más rudimentaria, para que el protagonista, finalmente, sea consciente de lo que hizo y pueda al fin, dormir.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

sensibilización en salud mental

A %d blogueros les gusta esto: