K-Pax

El reputado psiquiatra Mr. Powell se queda fascinado por el caso de Prot, un paciente que asegura provenir del lejano planeta K-Pax. No es un caso como otro cualquiera, puesto que hace dudar hasta a los más expertos, puesto que toda la información que les proporciona Prot sobre cómo es su planeta y donde está ubicado, resulta ser cierto. Información que solo unos cuantos astrofísicos en el mundo conocían. ¿Vendrá realmente Prot del planeta K-Pax?

Análisis Crítico

Desde el punto de vista de la enfermedad mental, es muy interesante esta película puesto que la acción transcurre prácticamente dentro de una institución mental donde aparecen un amplio número de pacientes con diferentes dolencias. Entre ellas, podemos ver al personaje que tiene miedo a todo, porque cualquier cosa puede provocarle la muerte. Sufre de Agorafobia.

Algo que podemos sacar en claro de esta película y de su protagonista es que la enfermedad mental no siempre surge sin motivo alguno, sino que responde a una lógica interna del individuo. Esto es importante reseñarlo puesto que, desde el punto de vista de la gente de a pie, el pensamiento de que se vuelven “locos por que sí” es generalizado, sin mencionar los que ni siquera se han parado a pensar en ello.

Por lo tanto, si nos fijamos en el personaje principal, Prot, podemos ver que ha creado una doble personalidad para defenderse de los terribles recuerdos que ocurrieron un 27 de abril. Además podemos intuir cierta lógica en las “tradiciones y costumbres” que Prot nos cuenta de su planeta K-Pax, como puede ser que no existen las familias, las relaciones no son placenteras y no existen vínculos de ningún tipo. Esto adquiere su sentido a medida de que vamos conociendo la personalidad real de Prot, granjero que ve asesinar a su mujer y a su hija, por lo que su propio cerebro ha optado por crear una identidad paralela que le “proteja” (en última instancia) de que le vuelva a ocurrir algo parecido, y por supuesto para no recordar esos brutales acontecimientos que tanto le hicieron sufrir.

Como conclusión, podemos decir que algunos conceptos de la enfermedad que tiene la población general son erróneos, como también es la creencia popular de que la enfermedad no se cura, teoría errónea que se demuestra en esta película con el personaje de color que sufría de agorafobia, el cual nos muestra en los minutos finales de la película que está prácticamente recuperado. Por otro lado, el hecho de que aparezca un trastorno disociativo o de personalidad no siempre se produce por factores ilógicos, sino que normalmente impera una lógica que debemos encontrar.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

sensibilización en salud mental

A %d blogueros les gusta esto: